Naturpeque, lo + natural para tú bebé
Naturpeque, lo + natural para tú bebé
NATURPEQUE, lo + natural para tu bebé
NATURPEQUE, lo + natural para tu bebé

¿CÓMO LAVO MIS PAÑALES DE TELA?

Siempre que hablo de los pañales de tela con otras mamás, sale el tema de los antiguos pañales de gasa, difíciles de poner, con los imperdibles y que había que lavar a mano, frotar o incluso hervir. Mi madre, que ahora es abuela, siempre me cuenta el trabajo que le dieron los pañales de sus cuatro niñas. Pero como todo, esto también ha evolucionado. Gracias a la tecnología textil, los nuevos pañales de tela no tienen nada que ver con todo eso y son fáciles de usar y de lavar.


En cuanto a si dan mucho trabajo... ya con un bebé en casa se ponen muchas más lavadoras que antes. Los pañales te “rellenarán” esas lavadoras, y el único trabajo que te darán será tenderlos y destenderlos. En contrapartida, te ahorras el tener que volver a casa cargada con grandes paquetones de pañales desechables, y sabrás que estás haciendo una buena labor con tu hijo y con el medio.


Cada persona tiene su propia forma de hacer la colada, dependiendo de las circunstancias, costumbres, manías o de los recursos de que disponga (cuarto lavadero, pileta, secadora, capacidad de la lavadora,…) Aquí voy a intentar explicar como lo hago yo, pero no olvides que hay muchas alternativas y que según vayas experimentando, seguro que te haces con tu propia manera de lavar los pañales.


El lavado es bien sencillo. Los pañales usados se acumulan en una bolsa impermeable o en un cubo con tapa, pero siempre en seco, no es bueno dejarlos en remojo mucho tiempo porque eso podría dañar los elásticos. Cuando cambies el pañal, simplemente echa el pañal sucio a la bolsa y cuando pongas la lavadora añades los pañales. Lo más práctico es lavarlos con el resto de la ropa, pero si tienes muchos pañales, puedes poner una lavadora exclusivamente de pañales (ver cantidad óptima de pañales más abajo). Para mantener las propiedades absorbentes de los pañales, lo mejor es no poner suavizante (o poner muy poco) ni lejía, reducir la cantidad de jabón y no plancharlos.


Seguro que te estás preguntando... ¿y la caca? Sin duda es lo menos agradable, pero no es muy complicado.


La primera regla es: los sólidos al inodoro. Se lleva el pañal al inodoro y se pone del revés de manera que caiga la caca. Puedes ayudarte de la misma toallita de haber limpiado el culito si la caca está pegada (la toallita a la papelera) o darle con el chorro de agua de la ducha si te llega. Incluso hay unas miniduchas especiales que se enchufan al manguito de la cisterna y se cuelgan en un lateral.


Después de esto, es muy normal que queden restos. Entonces es conveniente quitarlos antes de echarlos a la bolsa. Si no tienes tiempo en ese momento, puedes dejarlo en un barreñito pequeño con agua unas horas, y después no es más que darle con un cepillo para la ropa y un poco de agua. Como se trata de no derrochar agua, yo uso la de bañar al bebé, que la tengo en un cubo, para ir echándola por encima y darle varios enjuagados. También suelo usar una pastilla de jabón natural (ver receta de jabón más abajo) para frotar un poco si la mancha se resiste. Una vez hecho esto, exprimir y a la bolsa.


Otra opción es usar forros. Son un fino papel desechable que se pone entre el pañal y la piel del bebé. Están fabricados con fibras naturales y son 100% biodegradables, sin enbargo no recomiendo que se tiren al inodoro para evitar atascos, mejor a la papelera.


Cuando vayas a poner la lavadora, coge la bolsa de pañales y separa los insertables de los pañales. El que sea de velcro, con el pañal estirado, dobla los velcros hacia los cuadraditos que trae en el interior, así evitarás que se peguen unos con otros o que se enganchen con alguna otra prenda. Échalo todo a la lavadora, pon un lavado no muy caliente y recuerda, poco o nada de suavizante.


Tiéndelos al sol, que si quedó alguna mancha se aclarará. También puedes usar secadora si tienes prisa, pero mientras menos la uses, más energía ahorrarás.

 

 

 

CANTIDAD ÓPTIMA DE PAÑALES

Al ser unitalla, los pañales crecen con el niño. Esto quiere decir que los mismos pañales que usa un recién nacido le servirán hasta que aprenda a ir al baño solito alrededor de los dos años y medio.

 

 


Con 12 ó 15 pañales tienes suficientes para olvidarte de los desechables.


Para optimizarlos al máximo, lo ideal es tener pocos y lavarlos muy a menudo. Entonces experimentarás un gran ahorro económico, puesto que 12 pañales Naturpeque con insertables adicionales te pueden salir por unos 200 €. Comparado con 6 pañales diarios desechables hasta que deje los pañales supondría más de 1500 €.


Sin embargo, tampoco hay que agobiarse con esto, puedes tener más cantidad de pañales de tela para estar más relajado con el tema de la colada, incluso hay papás y mamás a los que les encantan los diferentes modelos y los compran para combinarlos con la ropa o porque simplemente les gustan. En realidad no es tirar el dinero porque los pañales de tela duran mucho y cuando el niño ya no los use, los puede heredar un hermano, primo, o hijo de una amiga.

CÓMO HACER JABÓN NATURAL EN CASA

Es una manera de reciclar el aceite de freir en casa fabricando un jabón ideal para las manchas difíciles, de los pañales o de cualquier otra prenda. También se puede usar en escamas para la lavadora, lavavajillas o para el suelo. Las abuelas dicen que “en enero todo el mundo es buen jabonero” porque es mejor que haga frío para que cuaje bien, aunque en cualquier otra época también sale.

Pongo aquí la receta, que no es la original de mi abuela porque está mejorada gracias a mi formación con mi maestra jabonera Toñi, de Bergamota & Cedro, que me permite elaborarlo cómodamente en la cocina con la batidora en vez de dar vueltas con un palo como se hacía antiguamente.

 

Ingredientes:

  • 420 g de aceite de oliva usado
  • 67 g sosa caustica
  • 135 g de agua

 

 

Elaboración:

 

Pesamos los tres ingredientes por separado y preparamos un molde donde hacer el jabón resistente al calor, pero que no sea de aluminio, cobre o recubierto con teflón. Se pueden usar envases reciclados, por ejemplo tetrabrik cortados por arriba, envases de yogures u otro que se nos ocurra.

 

Con guantes de goma y gafas de seguridad, vertemos la sosa caustica en el agua y removemos con cuchara de madera hasta que se disuelva perfectamente. Esta mezcla se calentará y hay que tener cuidado con las salpicaduras.

 

Añadimos la mezcla (sosa + agua) al aceite y usamos la batidora hasta que la mezcla espese.Este momento se llama traza.

 

Vertemos el contenido en el molde y dejamos reposar 2 días antes de desmoldar.

 

El jabón tiene que curarse durante 1 mes antes de usarse, dándole vueltas cada semana para que seque uniformemente.

 

 

 

NATURPEQUE en LAS redes sociales